Menú principal

Viaja a Amsterdam en el puente de diciembre

viaja a amsterdam en el puente de diciembre

Se acerca un puente de diciembre que, en muchas comunidades autónomas, va a ser más largo que en los últimos años. Estamos, por tanto, ante una oportunidad inmejorable de programar un viaje a un destino que incluya una serie de características: más o menos cercano o bien comunicado, que ofrezca diferentes opciones de ocio y que se vea rápido. En este sentido, en Holanda hay espacio para el ocio, la cultura y la historia. Estamos ante un país cosmopolita pero bohemio; romántico pero moderno. Hoy vamos a hablarte de los atractivos de Ámsterdam, una de las ciudades más visitadas de Europa y verdadero reclamo turístico de Holanda.

Alojamiento

Si ya te has decidido a viajar a Holanda en el puente de diciembre para conocer Amsterdam, tenemos una buena noticia. Y es que la ciudad pone en manos del viajero una más que decente oferta de hostels y pensiones a buen precio, en buenas condiciones y bastantes comodidades. Otra opción económica es que te decantes por alguno de los boatels (a medio camino entre barco y motel) que permanecen anclados en sus canales.

Una ciudad para soñar

La capital de los países bajos tiene una población de algo más de 800.000 habitantes (millón y medio en su área metropolitana), por lo que es una urbe perfecta para pasear. La ventaja de ser una gran capital de tamaño relativamente abarcable es que en tres o cuatro días se puede conocer lo más esencial. Desde el barrio rojo (la prostitución en los países bajos está regulada) a los coffee shops, pasando por los canales, recorridos incesantemente por botes (muchos de ellos también viviendas), la ciudad ofrece mucho en muy poco espacio.

Atractivos culturales

Además de los atractivos erótico-químicos del Red District y los coffee shops, antes mencionados, la ciudad ofrece otros muchos ‘regalos para el visitante’. En el apartado museístico, no puede faltar una visita al Hermitage. Esta ‘sucursal’ del célebre museo de San Petersburgo, incluye obras artísticas e históricas de gran valor. Pero, obviamente, otra de las joyas artísticas de la ciudad es el Museo Van Gogh. Esta pinacoteca, una de las más célebres y visitadas del mundo, alberga 200 pinturas y más de 400 dibujos de las diferentes etapas de la vida del ‘loco del pelo rojo’, lo que permite contemplar y comprender su evolución y madurez como artista.

En el Rijksmuseum, el museo ‘nacional’ de Holanda, hay diferentes obras del barroco y de los grandes maestros holandeses. Es un museo bastante grande, por lo que es probable que, al contrario de lo que sucede en los anteriores, su visita te lleve más de una mañana.

Por supuesto, en Jodenbstraat, la casa museo de Rembrandt es otra visita obligada para los amantes del arte.

Pedazos de historia

Por su particular ubicación geográfica, Holanda y los Países Bajos fueron uno de los emplazamientos clave durante la Segunda Guerra Mundial. Precisamente uno de los episodios más negros del conflicto tuvo lugar con la persecución y exterminio judío. En Amsterdam, un edificio rinde homenaje a la que, probablemente, fuera la persona que más contribuyó a poner ‘cara’ al holocausto. En efecto, en la calle Prinsengracht se encuentra la casa museo de Anna Frank, la misma en la que la niña se escondió, junto a su familia y otras siete personas, casi dos años escapando del cerco nazi.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>