Menú principal

Turismo ornitológico: un ojo al cielo

turismo ornitologico

La naturaleza nos ofrece miles de encantos con los que disfrutar y embelesarnos. Uno de ellos es el avistamiento de aves, una actividad que tiene numerosos adeptos en todo el mundo. Precisamente, el pasado fin de semana se celebró en Parque Nacional de Monfragüe (http://www.magrama.gob.es/es/red-parques-nacionales/nuestros-parques/monfrague/) la Feria Internacional Ornitológica (FIO) 2015, que atrajo a más de 10.000 visitantes. Y es que el turismo ornitológico tiene un fuerte tirón  entre los amantes de los viajes relacionados con vivir experiencias en entornos naturales. Tanto es así que los expertos calculan que alrededor de diez millones de personas se desplazan cada año para contemplar distintas especies de aves.

Aunque Reino Unido, Holanda y Alemania son las naciones en las que más se mueve el turismo ornitológico, lo cierto es que España está subiendo posiciones y ya atrae a un porcentaje considerable de turistas amantes de estos animales. Una de las bazas con las que cuenta nuestro país es el hecho de que entre nuestra fauna se encuentran especies que apenas están presentes en otros hábitats del viejo continente, como la abubilla y el rabilargo.

Casi 600 zonas

España tienen casi 600 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), con una extensión que roza el 20% de la superficie total del país. Hay determinados enclaves que son especialmente apreciados por los aficionados al turismo de aves. Es el caso del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, donde se pueden ver garzas imperiales y reales, martinetes, patos colorados y bigotudos, entre muchas especies.

Doñana (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) es otro espacio natural privilegiado para el avistamiento de aves. En esta zona húmeda, puede contemplarse el impresionante águila imperial. El Delta del Ebro, la Laguna de Gallocanta, la Sierra de Guadarrama y los Picos de Europa son otros de los emplazamientos más demandados por los turistas para ver en acción a estos animales alados.

Una de las ventajas del turismo enfocado al avistamiento de aves es que no es necesario hacer grandes desembolsos para disfrutar de esta afición. Basta con tener unos prismáticos y un telescopio con una buena graduación para ello. Es recomendable que las personas con poca experiencia en este ámbito vayan acompañadas por un especialista, de modo que puedan aprovechar la experiencia al máximo. En España, existen varias empresas que organizan viajes para observar aves e, incluso, hay alojamientos que se adaptan a los horarios de estas actividades.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>