Menú principal

¿Qué hacer si te pones enfermo en otro país?

enfermo en otro país

Séneca solía apuntar que parte de la curación descansa en “la voluntad de sanar”. No es que queramos poner el solfa la afirmación del filósofo y orador cordobés, pero creemos que a la hora de garantizar que nuestra cobertura médica será óptima cuando viajemos al extranjero vamos a necesitar algo más que fuerza de voluntad para querer ponernos bien. A continuación queremos darte una serie de consejos para que sepas qué hacer si te pones enfermo en otro país.

Previsión antes de nada

Del mismo modo que planeas tus visitas a museos, localizas las oficinas de información o puntos de interés, es necesario que apuntes con anterioridad los centros de salud y hospitales más cercanos a aquellas ciudades o poblaciones en las que te has a quedar. Asimismo, debes saber qué se incluye en la asistencia básica sanitaria en cada país. También puedes considerar contratar un seguro de viaje que cubra aspectos básicos como el traslado al centro de asistencia sanitaria, la posible hospitalización y el retorno a casa. Especialmente recomendable resulta ésta última opción si tenéis pensado viajar fuera de la Unión Europea.

Viajando por el viejo continente

Los ciudadanos de la Unión Europea tienen exactamente los mismos derechos sanitarios que los habitantes del país que visitan tengan asegurados. En este sentido es imprescindible que lleves contigo a buen recaudo la Tarjeta Sanitaria Europea que acredite que se cuenta con cobertura sanitaria dentro de los límites de la UE. Este documento hace muchos más sencillos los trámites y el papeleo orientado al pago y reembolso de los servicios o medicamentos recibidos. En este sentido, puede que sea necesario que pagues por adelantado la asistencia que recibas en el país.

Hay que señalar que el empleo de la Tarjeta Sanitaria no es válido si la finalidad del viaje es recibir asistencia o tratamiento médico o si se va a proceder a un cambio de residencia.

Botiquín básico

Como esperamos que no tengas que recurrir a visitar el hospital, esperamos que a lo máximo que tengas que echar mano sea a tu botiquín. Te recomendamos llevar contigo algunas medicinas básicas e instrumentos básicos, como ibuprofeno (antiinflamatorios, en general), paracetamol u otros analgésicos, tiritas, gasas, un termómetro y esparadrapo.

Es una buena idea también llevar medicamentos para los desequilibrios del tránsito intestinal, muy habituales durante los viajes, ya sea por los alimentos propios del país de destino o por el cambio en las rutinas y horarios.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>