Menú principal

El turismo extranjero cuadra el presupuesto español

El turismo extranjero cuadra el presupuesto español

Si el sector del turismo en España tose, toda la economía nacional coge una pulmonía. Puede resultar exagerado pero, en efecto, el peso del turismo en la economía de nuestro país es tal que un leve descenso o aumento en sus cifras puede representar un importante recorte en las previsiones de crecimiento del Gobierno para el ejercicio. Por suerte, la presente campaña no sólo está resultando ajena a la crisis sino que, además, está registrando unas cifras de verdadero escándalo.

De acuerdo con los datos de la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras, elaborada por el Instituto de Turismo en España, el pasado agosto ya se ha situado oficialmente como el mes más exitoso de la historia en términos de recepción de visitantes en España. Nada menos que 9 millones de turistas extranjeros (casi el 9% más que un año antes) se decantaron por España para pasar sus vacaciones durante el mes de agosto.

Un acontecimiento especialmente destacable relativo a los datos que tiene en su poder la cartera de Turismo, descansa en el hecho de que los turistas extranjeros que vienen a España se decantan, cada vez más, por el alquiler de pisos particulares frente a las pernoctaciones en hoteles. En esta línea, la patronal nacional que agrupa a establecimientos hoteleros denunciaba recientemente que, en la actualidad, en España hay unos 500.000 pisos ilegales que se dedican a alojar a turistas de fuera de nuestras fronteras.

En concreto, la opción de quedarse en viviendas particulares se ha incrementado cerca de un 30%, mientras que las pernoctaciones y estancias en hoteles o pensiones también lo han hecho, si bien en una tasa mucho más modesta del 4%.

Ingleses, franceses, alemanes e italianos, casi como en el comienzo de un chiste, son los ciudadanos extranjeros que España acogió en mayor número durante el pasado mes de agosto. El punto negativo, en este sentido, lo pone el turismo ruso, que ha empeorado sensiblemente su cifra de visitantes, probablemente a causa de la crisis política y militar de Ucrania. Pese a todo, el aumento de las visitas sólo sirve para compensar la retracción de los ingresos. El gasto de los turistas per cápita, pese a no variar en cuantía (se coloca, de nuevo, en el entorno de los 940 euros) desciende en la medida que lo hacen las estancias medias. Es decir, los turistas gastan lo mismo, pero se quedan menos tiempo.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>