Menú principal

El rublo aleja a los rusos

turismo ruso

Hasta hace poco tiempo, el turismo ruso en España generaba importante ingresos en las empresas dedicadas a este sector. Pero el panorama ha cambiado de manera radical. ¿El motivo? La caída del rublo frente al euro, que ha provocado que nuestro país ya no sea tan atractivo económicamente para los ciudadanos de Rusia. Este desplome de la divisa rusa ha frenado en seco la llegada de turistas a nuestro país. Basta con mirar las cifras: en 2013, el aumento de visitante de dicha nacionalidad ascendió al 31,6%, mientras que este año se ha producido una caída del 9,7%.

El descenso es aún más acusado en los últimos meses del año, en los que se ha llegado a registrar un 32,6% en sentido negativo. Así, el turismo ruso ha pasado de ser un colectivo emergente y con un gran potencial para la industria turística española a un nicho de mercado mucho menos jugoso. La última encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (http://www.iet.tourspain.es/es-es/estadisticas/frontur/paginas/default.aspx) revela que, durante el pasado año, 1,58 millones de rusos viajaron a España, 200.000 más que entre enero y noviembre de 2014.

Más de 60 millones de turistas

La caída del turismo ruso es notable, pero el gigante del este sólo representa un 2,6% del total de visitas que llegan a España, que sobrepasaban los 60 millones cada año. De hecho, en lo que llevamos de año, aumentaron el conjunto de los mercados, con la única excepción del ruso. Y es que la depreciación del rublo ha sido tremenda, tanto que ha perdido más del 60% de su valor. Este cambio de tornas ha supuesto un enorme mazazo para ciertas áreas del turismo, que se habían centrado en atender las necesidades de los turistas procedentes de Rusia, sobre todo los de poder adquisitivo  más alto. Málaga, la Costa Brava y Baleares son las zonas que más han acusado este cambio de tendencia.

La crítica situación económica que se vive en el país ha causado la quiebra de importante tourperadores, que derivaban buena parte de su clientela a diferentes puntos de la geografía española. Parece que la carrera la han ganado Turquía y Túnez, que competían con España por atraer el turismo ruso. Estas naciones han ajustado mucho los precios y, además, ofrecen la ventaja de no exigir visados. Habrá que esperar para ver cómo se desarrolla la economía rusa y analizar si se puede recuperar ese mercado.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>