Menú principal

Consejos para viajar en autobús, tren o avión

viaje en tren

Uno de los objetivos de un viaje es que éstos sean lo más cómodos y relajados que nos sea posible. Sin embargo, siempre hay una serie de consejos personales que pueden seguir los usuarios a la hora de hacer que sus trayectos sean más llevaderos.

Especialmente en rutas internacionales, el cansancio o el tedio puede aparecer, consiguiendo que la hermosa experiencia que representa un viaje se empañe ligeramente. En este sentido, hoy queremos ofrecerte una serie de consejos para que tus viajes sean justo lo que deberían: una oportunidad para el disfrute.

Escucha los mensajes del cuerpo

Pasar muchas horas sentado en un autobús, un tren o un avión puede hacer que nuestros músculos se entumezcan y las extremidades, especialmente las piernas, se carguen. La Organización Mundial de la Salud estima que la falta de actividad de un viaje puede desembocar en dolencias músculo-esqueléticas leves. En este sentido, te recomendamos que cada hora realices estiramientos de piernas y brazos, en la medida que tu situación en el autobús te lo permita, giros de tronco y rotaciones de muñecas y tobillos.

No sólo evitarás el clásico “hormigueo” que se experimenta al estar mucho tiempo en una misma postura sino que, además, favorecerás que el flujo sanguíneo se active.

Lleva contigo un apoyo para el cuello

Pese a que la gran mayoría de autocares, trenes y aviones son totalmente ergonómicos y cuentan con los últimos adelantos en materia de confort, no está de más que lleves contigo una almohada de viaje. Este sencillo y asequible compañero de trayecto es, créenos, el mejor remedio que encontrarás frente a la tortícolis.

Hidrátate

Especialmente cuando viajes en verano, con temperaturas más elevadas. Dos terceras partes de nuestro cuerpo son agua, elemento esencial para el funcionamiento de nuestros órganos y tejidos. Para viajes largos es esencial que lleves una buena remesa de agua y bebidas. No olvides que los expertos recomiendan, en circunstancias normales, beber alrededor de 2,5 litros de agua cada día.

Elige prendas adecuadas

La clave para disfrutar de un viaje está en la comodidad. Adapta tu ropa, pues, a la época del año en la que vayas a viajar. Si es en los meses más calurosos del año, apuesta por pantalones o faldas de lino y zapatillas o calzado cómodo, preferiblemente sin cordones, que favorezca el riego sanguíneo, sea sencillo de quitar y te permita mantener un adecuado nivel de temperatura corporal.

Busca distracciones

Un libro es el perfecto elemento de distracciones para el viajero. Nosotros, a la hora de aconsejarte, vamos un poco más allá. Estudia la ruta que va a seguir tu medio de transporte y hazte con una guía o libro que trate de algunas de las zonas por las que va a pasar. Esta estrategia de ‘turismo express’ te mantendrá entretenido y motivado durante gran parte del viaje.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>