Menú principal

5 trucos para dormir en un viaje

dormir en un viaje

No hay mejor manera de hacer que un viaje se convierta en una experiencia inolvidable que la comodidad. Cuando vamos en tren, autobús o de copilotos en coche, lograr dormir puede suponer la diferencia entre un viaje eterno y un suspiro entre un punto ‘A’ y otro ‘B’. Del mismo modo, en viajes especialmente largos, es importante descansar correctamente. Somos conscientes de que un autobús, el asiento de un coche o un tren no se compara con un suave colchón, pero sí puede proporcionarte un descanso correcto. Hoy te damos 5 trucos para dormir cuando vas de viaje.

Sé previsor

Es decir, si vas a viajar sólo, es decir, sin un hombro “amigo” sobre el que apoyarte, deberías probar a comprarte una almohadilla de viaje. No sólo ayuda a proteger tu cuello de lesiones por frenazos inesperados o malas posturas sino que, además, te permite apoyarte en caso de que tu asiento sea el que se sitúa junto a la ventana. La almohada absorbe las vibraciones que el movimiento produce en el cristal, librándote de los continuos micro-impactos que sufrirías si te apoyaras con la cabeza desnuda.

Cuida la postura

En la medida de lo posible procura que tus piernas estén estiradas. En este sentido, nunca te quites el cinturón de seguridad bajo ningún concepto, ni siquiera para dormir.

Come bien y acertarás

Conviene que no comas alimentos excesivamente grasos antes de viajar en tren o por carretera, ya que este tipo de comidas provocan digestiones más pesadas. Puedes llevar contigo una bolsa de frutos secos para matar el hambre durante el viaje, ¿por qué? La explicación es sencilla. Además de ser un alimento ligero que nos permite mitigar la sensación de hambre, los frutos secos son una importante fuente natural de Triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a controlar los niveles de ansiedad y estrés, además de permitirnos conciliar el sueño.

Prepárate para el sueño

Es decir, llega lo más cansado que te sea posible al viaje. Intenta, si puedes, dormir una o dos horas menos de lo habitual la noche anterior al viaje. Asimismo, hacer deporte puede ser de ayuda para que puedas estar cansado cuando llegue el momento de emprender la marcha.

Elige la banda sonora adecuada

Ponte los auriculares y prepárate para dormir. El jazz más suave o la música clásica menos experimental son estilos musicales que te pueden servir para encontrar la relajación que precisas de cara a dormir en tu viaje.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>